Qatar Airways: Un spa de altura.

Salteo todo el contenido que tenia planeado postear en orden cronológico, para contar sobre un vuelo muy especial con Qatar. Hace unos meses un amigo me sugirió hace un viaje juntos. Primero le dije que no, pero luego después de un poco de insistencia accedí.

Con el correr de los meses aparecieron otros viajes por diversos compromisos, por lo que me iba arrepintiendo de esta propuesta. Simplemente porque he viajado bastante este anio y otro viaje seria simplemente innecesario.

Sin embargo, sería una gauchada cortarle con poca anticipación al amigo con el que estaba viajando por lo que hice unos ajustes al itinerario y emprendí rumbo.

La ida desde Sofia, donde estoy basado por estos meses fue con Turkish Airlines vía Estambul. El vuelo lo saque con Lifemiles de Avianca.  Perdí la conexión por un retraso en el primer vuelo por lo que tuve que pasar la noche en Estambul. El servicio en tierra de Turkish dejo bastante que desear y a pesar de toda mi insistencia su única opción era reubicarme en un vuelo a la noche siguiente que me dejaba en destino casi veintiuna horas después de lo estimado. Mientras mi amigo me iba esperando… Bueno

Ahora vamos al vuelo.

La vuelta fue en el vuelo directo de Qatar, que saqué con avios de British Airways e inicialmente tampoco planeaba reportar. Por eso lamentablemente no tengo fotos del aeropuerto ni del osito de peluche gigante que dicen vale más de US$6 millones.

vlcsnap-2016-09-21-18h10m00s020
Fuente: Qatarliving

Llegué al aeropuerto con una hora y media de anticipación ya que quería maximizar el tiempo que pasaba con mi amigo, sobre todo en un viaje tan corto. Imprimí mi boarding en las maquinas automáticas e hice seguridad y migraciones in a blink of an eye.

Una vez adentro me fui directo a la puerta, hubiera tenido unos veinte minutos para ir a conocer el lounge, pero no quería andar corriendo.

Originalmente tenía una ventana en la fila 10 que es la anterior a la fila de emergencia por lo que no se reclina. Entonces le pedí a la agente si tenía algún asiento en la primera fila disponible y a pesar de mi insistencia en asignarme otra ubicación me dijo que el vuelo iba vacío por lo que una vez adentro me siente donde quiera.

Embarcamos al ver al hermoso A320 con el livery de Oneworld que nos iba llevar y me resultó muy difícil no empezar a sacar fotos y compartir esta linda experiencia.

img_1678

El A320 de Qatar esta configurado con 144 asientos divididos en dos clases. 12 en business que son fully flat 132 en turista.

Una vez adentro cuando pensé que ya habían subido todos, le comenté a una de las tripulantes que me iba mover al bulkhead ya que el personal de tierra me lo había autorizado. Al toque fue a chequear que asientos estaban libres y me dijo que me sentara en el pasillo.

img_1682

Al rato subieron dos chicas que se sentaron al lado mío y al otro lado un chico en la ventana que estimo era un menor no acompañado por lo que la tripulación estaba muy pendiente de él. Paso la tripulación con auriculares y luego con toallitas húmedas. ¡Un lujo!

img_1680

Despegamos y me moví al asiento al otro lado del pasillo ya que tenía el medio libre. Si, chicos traicione al #teamventana por un asiento adelante con más espacio para las piernas. El vuelo pintaba bien, de esos que disfrutas aprovechas para pensar y no pasan desapercibidos.

Luego la muy amable tripulación volvió con los menús impresos que en economy es un detallazo. Había tres opciones de plato de fondo, que es lo que suele ser lo standard en business.

img_1685.jpg

Cuando pasaron con la comida me fui por el pollo que estaba muy bien. Venía acompañado con una ensalada de cus cus que no era nada especial y un postre de mango muy bueno. Para tomar me fui por una copa de vino blanco que estaba varios escalones arriba de lo que se suele ofrecer en economy. El vuelo pintaba bien.

img_1691

Cuando pasaron con te o café le pedí a la simpática tripulante si me podía traer otra copita de vino y me dijo que volvería con ella finalizado el servicio cosa que hizo en una bandeja muy linda. ¡Juro que pensé que estaba en business!

Y allí aproveche para sacar la compu y empezar a adelantar el trabajo de la semana. La verdad que volar es uno de los grandes placeres de la vida y merece ser celebrado, mas estando en una aerolínea de esta talla que es una experiencia en sí misma.

img_16951

Así que cuando me pare al baño que de paso estaba extremadamente limpio, le pedí a una de las tripulantes otra copita de vino aclarándoles que esta sería la última, cosa que hicieron y con gusto.

img_1719

Aproveche también para hablar un rato con la tripulación quienes me comentaron que los vuelos a Sofia tienden a ir relativamente varios, por lo que se espera que eliminen la segunda frecuencia 4 veces por semana, dejando la operación en un vuelo diario.

img_1715

Regresé a mi asiento para seguir disfrutando de este vuelo tan agradable mientras ojeaba algunos shows en el sistema de entretenimiento. Apenas me senté, mi vecino de asiento se levantó disparado al gallery, volvió y literalmente a los dos segundos tenia a una tripulante de manera muy políticamente correcta pidiéndome que me mueva de asiento porque mi vecino se sentía incómodo conmigo tomando alcohol (estimo era Musulmán). Entiendo que el mundo está lleno de gente distinta con prácticas diferentes por lo que accedí a moverme por una cuestión de respeto. Además, se trataba de un menor no acompañado que tenía ese asiento asignado mientras yo estaba allí adelante de colado (aunque con permiso del personal de tierra y de la tripulación) Probablemente si hubiera sido un adulto le hubiera dicho que se moviera el y si era en un Nueva York – Londres en vez de vuelo saliendo desde Doha, dalo por hecho.

Así que me movieron a la primera fila de emergencia que estaba vacía y la misma tripulante volvió a pedirme disculpas por lo sucedido. Ahora, en caso hubiera estado mamado sentarme en esa ubicación hubiera sido una gran irresponsabilidad, pero vaya uno a saber…

img_1748

Le pedí a la tripulante que me deje sentarme adelante para el descenso ya que quería salir rápido porque me esperaban para celebrar mi cumple en Sofía. Pensé que por allí me tiraba una botella de Krug para llevarme a casa o unos chocolatitos Godiva esos que dan en business, pero solo me respondió con un that’s ok”.

Al rato se acercó la jefa de cabina con un ipad quien me tomó  el nombre y luego empezó a dirigirse a mí de tal forma. Nuevamente me pido reiteradamente disculpas por lo sucedido y se sorprendió cuando le respondí que estaba todo bien ya que nada iba cambiarme el buen humor.  Ah y cuando se fue me di cuenta que el ipad mostraba el mapa de asientos de business. Quizas si “pataleaba” un poco más me pasaban adelante. Eso sí, le dije lo que ya le había comentado a la otra tripulante y me dijo que por su puesto.

Acabado el incidente aproveché para relajarme y me vi algunos capítulos de Big Bang Theory y The Middle. En algún momento se acercó la jefa de cabina a preguntarme si estaba todo ok y si es que quería más vino, pero esta vez desistí.

img_1744

Y todos los asientos de la ventana tienen la cajita del IFE, que restringe notablemente el espacio para las piernas. En la salida de emergencia no es problema, pero estimo en los asientos normales puede resultar incomodo después de algunas horas.

Como una hora antes de aterrizar volvió el capitán que parecía ser estadounidense por el PA anunciando que pronto iniciaríamos el descenso. Nuevamente me levanté al baño y sin siquiera llegar al gallery y la tripulación estaba como que muy pendiente de mí y de que este satisfecho con el vuelo. Escuché que una le dijo a la otra algo como que “yeah because you know one drink is not enough”. Bueno gracias chicas! Luego cuando volví a dirigirme hacia a mi asiento al menos dos tripulantes me indicaron que podía volver a mi asiento original sin problemas. Juro que sentí como si tuviera a tres tripulantes “masajeándome” la autoestima.

img_1769

Aterrizamos suave y hermosamente en uno de esos aterrizajes que parece ni sentirse y parqueamos en la terminal 2.

img_1770

Bajé entre los primeros y estuve entre los primeros en pasar migraciones que era lo que quería. Como no tenía equipaje al toque estaba pidiendo un taxi a casa. Esta es la tercera vez que aterrizo en Sofia y no deja de sorprenderme la simplicidad del aeropuerto y lo fácil que es llegar a la ciudad.

img_1779

Conclusión

Fue un muy lindo vuelo con Qatar. La atención y el nivel de detalle en el servicio realmente sorprende. La tripulación fue amable en todo momento y con todos los pasajeros, pero sin salirse del script. La cabina me pareció bastante cómoda, pero nuevamente estuve sentado entre la primera fila de turista y la salida de emergencia.

Sobre el incidente con el vecino, ahora con la cabeza fria y fuera del extasis y enorme placer que me genera volar, pienso que quizás no me debí mover y que la manera que la tripulante me pidió que me mueva quizás no fue la mejor: cediendo muy rápido al pedido del otro pasajero, quien pudo haber sido fácilmente colocado en otro asiento. Y en una aerolínea global, por allí que no debería haber problema en tomar alcohol en el vuelo, siempre y cuando sea con moderación, respetando y sin interferir con el resto de los pasajeros ni la tripulación. De hecho luego escribí un comentario por el formulario del contacto, donde me aseguraron que el pedido había sido estrictamente por tomar alcohol.

Saludos y buenos vuelos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s